16.6.07

ESE LOCO FRENESI

Es así de sencillo. Un día, rara, apagada, con esa extraña sensación medio ajena a vos. Al día siguiente, la neblina se esfuma y las nubes se corren para dejar que el sol te envuelva en una vereda cualquiera sorprendiendo tu andar apurado.

Así fue hoy. Después de una noche amenazadora, en la que te escondiste bajo tus sábanas después de un té y un remedio recetado en el medio de una reunión. Una amiga médica que escuchó pacientemente el relato de tus síntomas y tu desesperación y te mandó a comprar eso que te haría bien. No se equivocó.

Hoy amaneciste renovada, muy temprano y con la agenda tupida como si no fuera sábado. C. daría su segundo examen, había que despertarla temprano para que pudiera estar lista a tiempo sin necesidad de elevar el tono matinal, cosa que aborrecés.

La dejarías y te irías a cumplir tus tareas profesionales, celular de por medio para chequear cómo iba todo y que C. te sintiera cerca.

Una mañana de esas en las que desplegás todas tus funciones como si la vida cobrara más sentido. Tu cuerpo, un tanto resentido ante tanto trajín, aun tiene fuerzas para embellecerse y salir.

Vos lo mimás un poquito. Se lo merece, por seguirte a todas partes casi sin protestar.

It's like a hectic path. A fast motion movie. Life catches your eye and winks. You just let yourself go ...

1 comment:

Menta said...

No sabes como te entiendo... Esa tan femenina transformacion, porque la mujer es un poco como el fenix, cuanto mas "abajo" estamos con mas fuerzas resurgimos a la vida. Aunque mas no sea para cargar con mas obligaciones de las necesarias. Todo gira, todo vuelve y se renueva permanentemente. Como una.