10.9.07

INTENSIDAD



A veces se te escapa.
Como hoy.
 


Te  levantaste con alma de lunes humedecido y amenazante. Te despertó un trueno ensordecedor que anunciaba que el día de hoy vislumbraba pasionalmente revuelto.

Pero no, el cielo se tragó ese explosivo trueno con el que parecía enfrentar esta jornada sin reparar en las consecuencias y escondió su envalentonado amanecer en algún lugar perdido por ahí, para irrumpir en otro momento, de otra manera, nunca igual.

Casi como vos. 

Tu tormenta se tiñó de un manto de invisibilidad a la espera de algún
 signo que despierte tu espíritu inquieto. 

Mientras tanto, no le sonreís a la vida.

Lucís apenas un esbozo de mueca a la espera de.

Ella sabe que días de sólo pasar, no arrancan lo mejor de vos.

Y lo que es peor:

disimulan tus tormentas perdiéndose la magnitud de tu  voluptuosidad.

Quedándose sólo con tu tibia permanencia.

 Sospechosamente adormecida.




No comments: